viernes, 30 de septiembre de 2011

Almas Gemelas... Y almas codependientes.

Almas Gemelas... 
Y almas codependientes.

El tema de las almas gemelas ha suscitado siempre un especial interés.

Es un tema generalmente envuelto por una aureola romántico folclórica que poco tiene que ver con la realidad.

La realidad es que almas gemelas afines es lo que define a la humanidad: todos somos almas gemelas de todos porque todos estamos aquí formando una unidad de evolución. 
Somos el género humano con una afinidad: generamos, creamos, nos relacionamos. El avance de uno de nosotros involucra el avance de todos sus demás congéneres.

Sin embargo, la ley de afinidad es una de las más poderosas que operan en nuestra trayectoria evolutiva, tanto de misión como de aprendizaje.
En ese sentido, encarnamos en la tercera dimensión dentro de una familia energética que incluye el entorno familiar, social, laboral y sentimental.

Somos y pertenecemos a una especie de “raza” energética formada por muchas, muchas almas, encarnadas en cuerpos y unidas por un sistema de red lumínica que nos enlaza todos. 


Esta raza energética amalgama a todas las personas con la que nos vayamos encontrando a lo largo de cada existencia, de cada vida: serán todas las personas con las que vayamos a mantener una relación, ya sea esta relación corta, larga, positiva, intensa, superficial, dolorosa, momentánea o duradera, familiar, sentimental, de compromiso o de amistad.., ni una sola de nuestras relaciones es casual sino causal. Ni siquiera lo aparentemente sin importancia deja de ser importante.

 
Un solo cruce de miradas con un desconocido que jamás volveremos a ver puede ser importante, de vital importancia, ya que no solo nos comunicamos e intercambiamos experiencias con el trato, las palabras o los gestos, existe otros tipos de intercambios y ayudas: los energéticos.

Permanentemente vivimos dentro de un campo energético llamado aura. Este campo energético está compuesto por miles y miles de filamentos o canales que están permanentemente activos. En estos canales se encuentra multitud de información y gran cantidad de posibilidades de información, intercambio, conexiones, posibilidades, limitaciones, atributos, dones, capacidades, etc.


A nivel de frecuencia, este proceso no es intelectual, es más, apenas podemos comprenderlo con la razón, ni siquiera llegar a comprender la importancia del posible intercambio de información recibido.

Se puede decir que cada persona con la que nos relacionamos es un enlace más de posibilidad para la propia evolución, ya que se dan intercambios energéticos que van abriendo puntuales oportunidades de aprendizaje, de enseñanza, de ayudas, de facilidades y de crecimiento espiritual.

Cuanto más íntima sea la relación, cuanto más frecuente sea la unión y más circunstancias y vivencias se compartan, más conexión se intercambia, más afinidad o rechazo se establece.


 
Este es el motivo por el cual algunas de nuestras relaciones permanecen para siempre y otras solo son transitorias: a nivel energético, el intercambio que se tenía que dar cumple su cometido y los enlaces se debilitan, no siendo ya necesario que siga existiendo la conexión en el plano físico.

Es como, por ejemplo, un complicadísimo, delicado y precioso sistema de luz eléctrica: la instalación de grandes dimensiones para abastecer una amplia zona puede contar con generadores, cientos de cables, montones de interruptores e infinidad de terminales. Sin embargo, aunque dichas conexiones siempre están relacionadas entere sí.., si no todas lo hacen a la vez, no cumplen con el cometido de proporcionar luz a dicha zona o lugar.


DIFERENCIA ENTRE ALMAS GEMELAS AFINES 
Y ALMAS GEMELAS
De entre todas nuestras conexiones, por Ley de Afinidad, existen unas más definidas que otras. En este sentido, el entramado más afín será aquel que tenga más similitud energética y sobre todo el que reúna cualidades parecidas y en ocasiones incluso idénticas; son los llamados espíritus gemelos.

Los espíritus gemelos siempre son una bendición; nos los encontramos en cada existencia como personas muy cercanas a nosotros y cuyo vínculo nos llega directamente al corazón. Podemos reconocerlos con facilidad porque nuestro corazón salta de alegría con su sola presencia y se llena de tristeza o vacio cuando no la sentimos cerca... Pero es un vacío solitario y silencioso.., benigno, donde solo el ser "sabe" y el corazón "siente" más el alma "comprende".


Un espíritu afín puede estar encarnado en alguien de tu familia o amigo, y la relación con él o ella es especialmente alegre, de facilidad y felicidad, de apoyo incondicional.

Cuando se pierde un espíritu gemelo se siente un gran vacío, como si el dolor mismo por su ausencia te viniera directamente del alma. Y en realidad es así. Cuando nos encontramos con un espíritu gemelo encarnado en el ámbito de las amistades, se produce un reconocimiento instantáneo y se da una afinidad en ambas direcciones que hace que de repente, casi instantáneamente, se salten las barreras de tiempo y espacio y te parece “que conoces a esa persona de toda la vida”, y así es, aunque no es de toda la vida sino de todas las vidas. La confianza es instantánea y también se siente mucho regocijo, alegría y felicidad. 



Cuando un espiritual gemelo llega a tu vida como una pareja sentimental, la convivencia es maravillosa, la felicidad y comprensión son la base de la relación y ambos se apoyan continuamente. Si unen sus vidas, se puede asegurar que su relación será muy duradera, y si alguna vez deciden separar sus caminos siempre quedará un vínculo irrompible y de la más pura gratitud y reconocimiento.

Esto es así porque las almas de los espíritus gemelos están muy cerca la una de la otra y el vínculo es muy estrecho y antiguo: llevan vidas y vidas encontrándose para apoyarse mutuamente. Porque pertenecen a la misma chispa de vida. A la misma esencia del ser donde los dos fueron uno antes de separarse por el nacimiento.



Sin embargo, el alma gemela es mucho más que un espíritu afín: es el más afín de los espíritus. Es tu otra mitad. Es aquella parte de tu mismo ser antes de que tu ser decidiera venir a experimentar , aprender o estar en misión a un mundo, en cuya realidad existe en acción una ley: la Ley de Opuestos, la dualidad, la polaridad entre sexos diferentes.


EL ANHELO DEL ALMA POR ENCONTRAR A SU GEMELO
Generalmente, un ser evolucionado es un ser de frecuencia altamente amorosa, es decir, es un ser capaz de sentir, amar y emitir la más pura vibración de amor. Esto le dota de infinitas capacidades para irradiar esta frecuencia en esta realidad tridimensional en este planeta Tierra tan necesitado de esta vibración o cualidad principal de Dios llamada Amor.


Es por Amor como un ser en misión decide llegar hasta esta realidad. Y para llevar a cabo su misión con más eficacia y efectividad, se divide para aumentar sus posibilidades, cumplir su misión y regresar de nuevo a la paz de la unidad y a la plenitud del ser Uno de nuevo.

Todo ello es perfecto y está muy bien en los planos superiores, ya que una vez aquí , una vez que tu ser “dividido” se vive dentro de un cuerpo físico no recuerda este pacto hecho consigo mismo, solo sabe que le falta algo. Vive con un permanente estado de vacío que no puede llenar con nada.  Se le llama el vacio de Dios puesto que cuando conoces el verdadero amor aquí en el planeta sabes reconocer el Amor de Dios, amor incondicional.

Esto es también una ventaja porque este vacío sin forma es el origen del que parte para emprender una búsqueda no sabe muy bien hacia dónde ni hacia qué.
Realmente está siguiendo el anhelo de su alma por encontrar lo que le falta: ¿su otro gemelo que complemente todo lo que le falta?. Y para ello el camino, el único camino, es el espiritual.

La persona empieza por fortalecer su autoestima, por sanar sus traumas, conocerse mejor así mismo, orientar su vida, mejorar su calidad humana y tarde o temprano se da de frente con las posibilidades de compromiso consigo mismo que tiene el camino espiritual junto con su gemelo.
 
LA CONVICCIÓN EN TU CORAZON DE QUE TU ALMA GEMELA EXISTE
Puede que encuentre un espíritu afín y su vida sentimental se dé en plenitud. Sin embargo, existen muchas personas que saben que su alma gemela existe, está en alguna parte.
Saben que tienen una misión que realizar y que no pueden llevarla a cabo si no es que encuentren a su otra mitad.

Para estas personas es para las que llega esta información y la comprenden...
Primero: hay que saber que no es fácil encontrar a tu alma gemela, ya que aunque no lo recordemos, si estamos en misión de expandir luz, amor y elevar la vibración de este planeta, nuestro ser decide dividirse precisamente para realizar mejor el trabajo, la siembra, la misión, y lo más probable es que una de las dos partes haya quedado anclada en esferas superiores para servir siempre de “antena” y canal al otro que sí está en los planos materiales, para así suministrarle permanentemente de toda la fuerza, energía y entusiasmo que va a necesitar para cumplir su misión.

Esto tiene su lógica espiritual: nadie mejor que tu propio ser para seguir sosteniéndote permanentemente en tu misión espiritual. Al fin y al cabo, este mundo tan solo es una apariencia en el sentido de que el tiempo lineal solo existe en esta realidad, y entendido así, podemos llegar a sentir que el tiempo es solo una ilusión, una quimera, y que en realidad nunca nos hemos separado de nuestra alma gemela, seguimos unidos, nuestro ser está completo.
 
SI TU CORAZON TE LO DICE, NO LO DUDES: TU ALMA GEMELA ESTA AQUÍ Y AHORA
La energía de sostén les sigue siendo suministrada desde los planos internos: por nuestros guías, por este planeta del amor, por el Universo, por el Creador y por nuestros seres afines.  Todos te llevaran y conducirán al encuentro del gemelo. Por este motivo es por lo que los demas seres que vamos encontrando por el camino sirven como guias y pueden ayudarnos a facilitar las cosas y poder encontrar a nuestra alma gemela.

Pero... Hay muchas cosas que hay que conocer antes de empezar a suspirar románticamente.
 
TU ALMA GEMELA Y TÚ AHORA SOIS DOS SERES HUMANOS
El reconocimiento del alma gemela se da en el nivel del alma; sin embargo, una vez aquí, en la tercera dimensión, existen ciertas posibilidades de dificultad para que el encuentro no solo se produzca, sino que además se consolide y sea duradero al margen de todo el romanticismo que siempre ha generado este término.


Un alma gemela encarnada es un ser humano que posee en sí mismo lo mejor de su otra mitad y viceversa. Las almas gemelas no poseen los mismos defectos; por el contrario, con su común luz se ayudarán mutuamente a limpiar sus respectivas sombras. (la sombra es todo el lastre que constituye su herencia genética, racial, cultural, social, educacional y que todavía tiene que enfrentar, asumir y la mayoría de las veces limpiar y transmutar).

Hasta que las sombras individuales de ambas personas de forma física no estén trasmutadas, iluminadas, no podrán realizar la fusión necesaria para llevar a cabo su misión de expandir luz como UNIDAD que son, como almas gemelas que son, es decir, su realidad polar debe ser trascendida para poder ser UNO y no DOS.
 
EL TRABAJO A REALIZAR
Cada uno de ellos posee una realidad de entorno polar que ha de trascender con equilibrio y armonía, sin generar karma, con responsabilidad, es decir, iluminando sus circunstancias, roles, paradigma personal, etc., y solo entonces podrá haber FUSIÓN REAL Y MULTIDIMENSIONAL.

Para esto se necesita mucha paciencia, conciencia, firmeza y confianza del uno en el otro de que “todo llegará en su momento”. Es más, desde el primer encuentro de dos almas gemelas en la tercera dimensión de conciencia ya existe la fusión a nivel del alma antes del nacimiento, ya están juntos para siempre en esa vida, ya no habrá nada ni nadie que los separe a exepto ellos mismos.

Pero esta fusión es a nivel energético, de almas, de campos energético áuricos..., una fusión más importante que la unión de forma física.

EL ENCUENTRO FÍSICO
Cuando dos almas gemelas están juntas físicamente una al lado de la otra, sus auras forman el sagrado símbolo: EL CORAZÓN.

Se acoplan sus esferas ovoides formando una sola unidad energética .Esta configuración energética es fácilmente visible por personas sensitivas o que tengan visión del aura. Por otro lado, es difícil que en el momento del encuentro ambos estén en la misma frecuencia de purificación o disponibilidad de fusión multidimensional. 

Por ejemplo: Pueden habitar cuerpos del mismo sexo.Pueden ser de razas diferentes. Puede haber diferencia de edad. Puede que tengan otras parejas. Pueden estar dedicándose a profesiones diferentes y pueden vivir en ciudades o países distintos y distantes.
Pueden tener diferentes religiones.. .
…Pero encontrase se encuentran..., y el impacto se produce por ambas partes con más o menos CONFUSIÓN.


LA CON-FUSIÓN SIEMPRE ES PREVIA A LA FUSIÓN
Si se dan las condiciones adecuadas en la Tercera Dimensión serán de sexos diferentes, la edad será similar, habrá atracción física, mental y espiritual.., es decir habrá química, alquímica, telepatía, intuición, instinto, alegría, entusiasmo, necesidad de proximidad física, sensación de paz interna, sonrisa permanente, brillo especial en los ojos que son el espejo del alma, ralentización o aceleración del tiempo que pasen juntos, sensación de “no desconectarse” del otro en ningún momento, sueños reales de estar juntos en lugares especiales, certeza de estar con lo mejor y más maravilloso de uno mismo, pensamientos llenos de su presencia.


Pero a pesar de todo esto, siempre habrá confusión antes de llegar a la fusión y las sombras aflorarán, ya que una UNIDAD de almas gemelas crea un vórtice de pura luz dorado capaz de elevar la vibración de todo cuanto haya a su alrededor, y para alcanzar esta frecuencia ambos deberán pasar por una común y a la vez individual y diferente iniciación: ELIMINAR SUS RESPECTIVAS SOMBRAS, EN ESTO CONSISTE LA CON-FUSIÓN.


En el caso de no superar con éxito el proceso de dar luz a las respectivas sombras puede ocurrir un alejamiento entre ellos, pero este alejamiento solo será en su realidad de tercera dimensión, lo cual quiere decir que será temporal, y todo lo que se mida con tiempo tan solo es una matrix, una apariencia.., no es real.

El sentimiento de “perdida de oportunidad” que queda cuando la confusión ha prevalecido sobre la fusión es la causa y el sentimiento de haber perdido un tesoro y no haberlo podido compartir. Cuando se encuentra un tesoro y no se comparte con la persona adecuada, el tesoro se convierte en un vacio.


Esta carga es el sentimiento no racional y doloroso de que “vivo sin mi otra mitad”; es como si una parte de uno mismo se hubiera muerto y se lleva vida tras vida hasta que la espiral evolutiva da otro giro adecuado para que la ley de oportunidad ofrezca una nueva probabilidad de encuentro.

Hasta que las almas gemelas vuelven a encontrarse pueden pasar vidas enteras con un profundo dolor o sentimiento de vacío, y realmente es así, es un vacío desde el nivel del alma que se manifiesta en el corazón de la persona que vive sabiendo que “el” o “ella” es real, existe y no sabe dónde.

Quien vive este anhelo es porque de uno manera intuitiva ha traído este recuerdo de otra vida y aunque su vida sea de realización siempre sentirá un vacío permanente que no se llena con nada: este es el recuerdo sin recuerdos del alma gemela, esa fuerza que asoma detrás de los propios ojos de vez en cuando en el reflejo del espejo al mirarse de una determinada manera y el corazón pregunta ¿dónde estás Ser Amado?... SE AÑORA EL “YO SOY TÚ”.



En la tercera dimensión cada una de las partes de la unidad de almas gemelas está permanentemente conectado a su alma gemela por su único sistema de red; esto quiere decir que sus auras están ya unidas también en la tercera dimensión y siempre que se necesiten estarán juntos auque no estén físicamente en el mismo lugar.


 
EL PROPÓSITO DE UNIÓN DE LAS ALMAS GEMELAS: LA AYUDA DESDE LOS PLANOS INTERNOS

 
La unión de las almas gemelas tiene como propósito crear un vórtice de pura luz que IMPACTE todo aquello que se haga (tanto individualmente como cuando estaban físicamente juntos) para elevar la vibración de otras personas, su entorno y circunstancias.

LAS ALMAS GEMELAS SE ENCUENTRAN PORQUE TIENEN UN PROPÓSITO REALIZABLE DE MISIÓN COMÚN A LLEVAR A CABO EN AL TERCERA DIMENSIÓN y que puede manifestarse en diferentes ámbitos sociales, pero que siempre su impacto será de sanación: MISIÓN DE SANACIÓN Y AYUDA MUTUA HACIA ELLOS MISMOS Y HACIA LOS DEMAS.

Pueden ser terapeutas que atiendan pacientes, pueden ser comunicadores que se dediquen a la enseñanza o a escribir libros que ayuden a “despertar” a mucha gente, o puede ser que sean médicos, abogados, asistentes sociales, científicos, maestros de escuela, periodistas, funcionarios, actores…PERO SIEMPRE SU ACTIVIDAD SERVIRÁ PARA AYUDAR A LOS DEMÁS A DESPERTAR, INCREMENTAR O DINAMIZAR CONCIENCIAS O, LO QUE ES LO MISMO: TRAER LA LUZ DEL PADRE A LA TIERRA: EXPANDIR LA VIBRACIÓN DEL AMOR.

La expansión frecuencial generada por cada unidad de almas gemelas consciente de su misión hará posible la elevación planetaria al conectar el sistema de red Lumínica Dorada o principio: YO SOY EL ALMA GEMELA DEL YO SOY DE TODOS. Este principio hace posible que, por fin, se cumpla la LEY DE LA UNIDAD y la actual humanidad deje de seguir aprendiendo en las lecciones de la polaridad.

Este es el proceso de salir del sistema de aprendizaje en la polaridad, trascender la tercera dimensión, dejar atrás el tiempo lineal, lo aparente, lo polar e integrar la cuarta dimensión o, lo que es lo mismo, vivir en el cuarto chakra, EL AMOR INCONDICIONAL, sin tiempo lineal, sin comparación, sin antes ni después, en el Eterno Ahora, en la Unidad con la Fuente o Dios Amor, en el YO SOY TU AQUÍ Y AHORA.

Encontrar o que te encuentre tu alma gemela abre una puerta interdimensional en la que aparece “el tren que siempre has estado esperando”, pero si se duda, si no hay la suficiente valentía para subir a ese tren, puede suceder que se pierda y que se tarde muchas vidas en volver a tener la oportunidad adecuada, estar en la estación correcta y subirse al tren en el momento justo.., es difícil pero no imposible.

Esto no es ni bueno ni malo, solo implica sufrimiento en la vida, sensación de vacío y tristeza irracional, anhelo del alma por algo que perdió antes de disfrutarlo.

Las almas gemelas necesitan grandes dosis de valor para tomar las riendas de su único destino y subirse al mismo tren que les llevará en un mismo itinerario.

Si uno de los dos miembros de las almas gemelas no deja fluir el amor y la ternura hacia el otro, el encuentro no será suficiente para que se dé la fuerza necesaria para que se unan. Esto tampoco es ni bueno ni malo: energéticamente estarán juntos y se apoyarán en su única misión: AYUDAR A SU PRÓJIMO, pero el poderoso vórtice energético que se forma cuando dos almas gemelas están juntas físicamente no tal vez se dé por falta de valor y no existe la configuración sagrada del mas puro amor y expresión divina que produce tal impacto sobre la vida, lugares y circunstancia de todo cuanto les rodea y SU MISIÓN se convertirá en SUMISIÓN ante la vida.


Su misión igualmente se realizará, aunque al realizarse por separado generará un potencial energético de tan solo el 50% de expansión de luz de cómo podría ser. Esto tampoco es ni bueno ni malo, simplemente es un freno en su misión común y en la evolución del planeta.

LA MISIÓN DE LA UNIÓN DE LAS ALMAS GEMELAS ES PERMITIR LA ASCENSIÓN DE LA HUMANIDAD: ES ASÍ COMO LO LOGRARON NUESTROS HERMANOS EN EVOLUCIÓN EN OTROS PLANETAS.

EN UN PLANETA DE AMOR Y ARMONÍA ES COMO SE LLEVA A CABO SU PASO DE LA TERCERA A LA CUARTA DIMENSIÓN PROPORCIONANDO VIDA. Es así como cada evolución cambia su sistema evolutivo. Del sistema de aprendizaje al de conciencia y SOLO HAY UNA MANERA DE REALIZARLO: A TRAVÉS DEL AMOR SALIENDO DE LA DUALIDAD, DE LA POLARIDAD Y CUANDO DOS PERSONAS QUE PERTENECEN A LA MISMA UNIDAD DE ALMAS GEMELAS SE ENCUENTRAN TIENEN LA OPORTUNIDAD DE DEJAR DE SER DOS Y CONVERTIRSE EN LA UNIDAD: YO SOY TÚ.

 
El “alimento” que nutre la unión de dos almas gemelas, la energía que les sostiene es LA TERNURA Y LA COMPRENSIÓN JUNTO CON EL AMOR. Si uno de ellos está cerrado o se resiste a esta frecuencia hacia el otro, no podrá ser este encuentro y la puerta energética de OPORTUNIDAD se cerrará. Su relación/conección se convertirá en un corto viaje de ida y vuelta de la tierra al cielo cuando SU REAL MISIÓN ES LA DE TRAER EL CIELO A LA TIERRA.


 
Y este es el motivo principal por el que para que la misión de las almas gemelas se lleve a cabo con mayor equilibrio y armonía nos pueden aportar su ayuda los guías internos y externos, para que esta sea la manera de relación a la que ellos llegaron ya desde hace mucho más de nuestro tiempo.

Cada ser se expresa y realiza en su nivel de realidad a través de la manifestación de la energía en su doble expresión: masculina y femenina un trabajo personal y único pero también cada ser vive, trabaja y evoluciona ya desde al Ley del Amor en perfecta armonía y equilibrio con su ser complementario o alma gemela. Ellos deben alcanzar la unión de opuestos.., porque ellos ya son la unidad que se expresa y manifiesta tanto en masculino como en femenino.


 
El Gemelo podrá ayudarte en tu crecimiento personal y espiritual para que el anhelo de tu alma se cumpla y puedas encontrar el equilibrio aquí y ahora.

Permite que te instruya y sigue el dictado de tu corazón, pues esa será la manera en la que no te equivocarás nuca y lograrás lo que te propones.

Para concluir debeo decir que no se trata de creer que uno mismo es una mitad del otro porque si caes en ese creencia nunca comprenderás que uno es uno y no una mitad.  

Se trata de que a través del otro se aprenda a equilibrar nuestras propias dualidades en energías: "femenino y masculino, positividad y negatividad". 

Porque solo comprendiendo la dualidad del interior y aprender a equilibrarlas formando una unidad del ser podrás comprender a unirte a otro que no eres tu.


Así.., cuando comprendes tu unidad, comprendes la unidad con el otro gemelo, cuando comprendes la unidad con el alma gemela comprendes la unidad con la humanidad, cuando comprendes la unidad con la humanidad, comprendes la unidad con el planeta, cuando comprendes la unidad con el planeta comprendes la unidad con el Universo y cuando comprendes la unidad con el Universo, comprendes la UNIDAD con el TODO y cuando comprendes la UNIDAD con el TODO ..., comprendes la UNIDAD con el ORIGEN de tu ser.., DIOS... Así es en una tercera dimensión. 

Y ahora... Comprendamos la dualidad de la idea equivocada del encuentro de almas...
La mayoría de la gente tiene dos visiones muy opuestas de lo que es el amor. 


Por un lado están los que yo llamo “fantasiosos”, que son aquellos que creen que a través del amor de pareja se sentirán plenamente realizados y podrán satisfacer todas sus carencias afectivas. Generalmente tienen muy grabada la idea de encontrar a su media naranja, alma gemela, etc. Pero por otro están aquellos que, por las malas experiencias vividas en una relación de pareja, creen que amar significa sufrir, darlo todo exponiéndose a que lo decepcionen, lastimen, engañen o abandonen. Su frase más característica es: “No creo en el amor porque duele demasiado”. 



Aunque estas dos formas de ver el amor son contrapuestas y se pudiera creer que muy diferentes entre sí, en realidad tienen en común que ambas son actitudes dañinas y manifiestan los síntomas más característicos de una enfermedad emocional que empaña a la mayoría de las relaciones de pareja. Me refiero a la codependencia. 


 
Pese a que esta palabra no es desconocida, pocas personas se han tomado la molestia de indagar a más profundidad sobre su significado. Afortunadamente, desde hace varios años se ha estudiado mucho sobre lo que es la codependencia y la manera en que afecta en lo individual y también en las relaciones con la pareja. Veamos con más detalle algunas de sus características. 


 
Todo comienza cuando una persona (hombre o mujer) conoce a alguien por quien se siente atraído de forma inmediata. Conforme tiene la posibilidad de entablar comunicación e ir conociendo más cómo es ese alguien, entra en un estado de euforia y enamoramiento muy profundo porque cree que finalmente encontró a la persona ideal, ese ser que tanto había anhelado y con quien desea hacer su vida. Se siente lleno de un amor y pasión tan grandes que es capaz de cruzar cualquier límite, no hay obstáculo insuperable ni barrera que impida que estén juntos y puedan compartirlo todo. ¿Qué romántico, no? 

 
Gradualmente va dejando de lado sus planes y proyectos propios para enfocarse en la persona amada. Le dedica cada vez más tiempo, atención y cuidados. Si por alguna razón se siente a disgusto o enojado también trata de ocultar o negar esos sentimientos porque son un grave peligro para la relación y pueden llevarle a perder lo que más ama y que tanto trabajo le costó encontrar. Por consiguiente, hace todos los sacrificios con tal de mantener la paz y la armonía. Su idea clave es que cualquier diferencia o conflicto se puede resolver con buena voluntad y poniendo todo de su parte para minimizar o erradicar los problemas. 


 
Sin embargo, todo esto lo hace porque desea recibir a cambio el mismo tipo de amor incondicional que supuestamente siente y ofrece, es lo justo, ¿no? Por esa razón, de igual forma que está dispuesto a hacer todo tipo de esfuerzos para que las cosas sigan bien, también comienza a exigir que su pareja haga lo mismo. Pide más amor, más atención y más dedicación. 



La frase que generalmente utiliza es: “Quiéreme igual que como yo te quiero a ti”. Empieza a tratar de guiar a su pareja en todos los aspectos para que estén juntos lo más posible, intenta controlarla y dirigirla supuestamente “por su bien”, pero con un afán más o menos inconsciente de que nada los separe y los distraiga de su amor, porque en el fondo tiene un miedo enorme de perderla. ¿Qué sería de su vida si el ser que más ama en el mundo lo abandona? 

 
Pero tampoco le basta con sentir que lo aman, eso no es suficiente, también quiere sentirse indispensable, igual que para él es indispensable su pareja. Con tal de lograr eso se ofrecen a ayudar y hacer gran cantidad de favores para que la pareja se dé cuenta de lo mucho que lo necesita y depende de él, todo esto fortalece aún más la imposibilidad de que lo abandonen. 


Dada la insaciable necesidad que tiene de ser amado y a la vez sintiéndose acreedor de que su pareja le corresponda como desea a cambio de los grandes favores, esfuerzos y sacrificios que ha hecho por la relación, gradualmente se vuelve más posesivo, absorbente y controlador. Si no obtiene lo que quiere (lo que comúnmente sucede porque la otra persona cada vez está más agobiada y asfixiada por tantas exigencias), entonces comienza a sentirse resentido y frustrado.



Los conflictos entre ambos se vuelven más frecuentes, inclusive pudiendo llegar a agresiones indirectas o ataques de furia descontrolada. 


No obstante, el miedo a perder la relación y que el amado lo deje solo y hundido en la desesperación, lo lleva a tratar de conciliar, poner más empeño para volver a la “normalidad”. Esto hace que el ciclo se repita indefinidamente, llevando a ambos a una desilusión, frustración y descontento, combinados con periodos de reconciliaciones muy intensas y apasionadas donde se vuelven a jurar amor eterno, se dan regalos, serenatas y promesas de cambio. 

 
A grandes rasgos esta es la historia de todas las relaciones codependientes, donde el enamoramiento se confunde con renuncia a uno mismo y con entrega desmedida hacia el otro, o el amor se confunde con necesidad y dependencia, todo aderezado con idealización desmedida, aunada a un profundo miedo a la soledad.

Desafortunadamente todos hemos crecido en un medio ambiente donde la codependencia se ve como lo más sublime, fuente de inspiración para músicos y poetas. Cuántas canciones escuchamos donde se habla de desamor, de soledad y dolor por la separación; cuántas telenovelas, películas y libros donde se manifiesta la necesidad por tener a alguien que nos dé valor y nos haga sentirnos completos y felices. De ahí que no sea nada extraordinario encontrar abundantes relaciones tormentosas y sufridas en todos los ámbitos sociales. Pudiera parecer exagerado cuando se le mira desde afuera, pero será mucho más sencillo entender si conocemos cuáles son las características de los codependientes. Porque no es lo mismo aprender acerca de uno mismo a través del otro que creere nadie si no está con la pareja...


Por lo general un codependiente se ve a sí mismo como generoso y altruista. Cuando inicia una relación de pareja su idea es dedicar su atención y cariño al ser amado, ya que esa es la esencia del amor. Esto por sí mismo no tiene nada de malo, el problema es que atraen y se involucran emocionalmente con un único tipo de pareja que son, lo que yo llamo, sucomplemento negativo. Un codependiente siempre se va a sentir atraído, consciente o inconscientemente, por personas con problemas. 


Puede ser un alcohólico, un drogadicto, alguien que está solo y sin apoyo de nadie o, por el contrario, de quien tiene familia pero con muchos conflictos (maltratos, agresiones, abusos), sin faltar aquellos que tienen dificultades económicas y laborales. En otras palabras, un codependiente siempre se va a emparejar con alguien que necesita ser rescatado y salvado.

¿Por qué se fijan en estas almas atormentadas?, ¿por qué no eligen como pareja a alguien sano y sin problemas? Bueno, porque aquí entra en juego una característica más oculta que poseen todos los codependientes. Se trata de la baja autoestima.

Un codependiente es una persona que inconscientemente no se siente valiosa o poseedora de suficientes cualidades que la hagan sentirse digna e importante, por eso generalmente se avergüenzan de lo que son. Ya sea por traumas en la infancia o por malas experiencias en la vida, han deformado a tal grado su percepción de sí mismas que entonces se sienten vacías, tienen muchos miedos para poder superarse y salir adelante, pero más aún le tienen un verdadero pánico a estar solas, ya que eso sería la confirmación absoluta de que nadie los quiere porque no valen nada. 


Como son incapaces de amarse a sí mismos, a los codependientes no les queda de otra más que buscar recibir el amor desde afuera, es decir de otra persona, pero como no son valiosos ni poseen cualidades dignas de admirar, según su visión distorsionada, entonces sólo pueden ser amados si se vuelven necesarios e indispensables para alguien, es decir, necesitan estar con aquellos que los pueden necesitar. Y qué mejores candidatos para esto que la gente con problemas.

Con esta información, ahora ya podemos entender cómo se construye la relación codependiente: una persona con baja autoestima y que cree que sólo la puede amar alguien que la necesite, unida a otra persona que tiene terribles problemas y que necesita tener a alguien que la salve. Ahí tenemos la fórmula perfecta de la codependencia, un alma atormentada ayudando a otra alma atormentada, ambas unidas por mutua necesidad, pero que describen como “amor”. 


También ahora queda claro por qué un codependiente nunca se va a relacionar con alguien sano, pues porque ese alguien no necesita de ayuda ni de ningún servicio, no requiere que lo salven ni rescaten de nada, lo cual le quita todo el atractivo. La peor frase que se le puede decir a un codependiente es: “No te necesito”.

Ya vimos cómo evoluciona la relación codependiente, en un ciclo más o menos prolongado de desilusión y frustración, junto con apasionadas reconciliaciones y promesas de amor eterno. Sin embargo, falta explicar a las personas que no creen en el amor y por qué también son víctimas de la codependencia, pese a que elijan no involucrarse en una relación de pareja.

Estos individuos de una u otra forma se han dado cuenta de que emparejarse en las condiciones descritas sólo lleva a sufrir y a destrozar esperanzas. Por consiguiente, prefieren quedarse solos y compensan el miedo a la soledad teniendo relaciones superficiales, pasajeras y que no impliquen involucrar sentimientos. Si se les pregunta, afirman que no creen en el amor y viven encerrados en su propio mundo, pero llenos de desconfianza hacia cualquier tipo de relación y con un trasfondo de amargura que disfrazan de realismo. 



El problema que tienen y la razón por la cual siguen siendo codependientes es que continúan con su baja autoestima y con la visión muy distorsionada de su propio valor como personas. Aunque hayan aprendido a evitar los conflictos de las relaciones codependientes, siguen sintiéndose vacíos. Son incapaces de encontrar vías de cambio y superación para ellos mismos, mientras se conforman con un aislamiento que, supuestamente, los mantiene a salvo de sufrir. Por supuesto que no tienen ni idea de cómo son las relaciones sanas de pareja y menos aún conciben tener alguna, tanto por su baja autoestima como por temor a salir dañados. En otras palabras, se han vuelto codependientes de su desilusión y sus miedos.

Obviamente hay una postura intermedia, una que no le quita al amor la parte romántica o detallista y que nos permite tener una relación de pareja sana, minimizando los conflictos, dramas y enredos. Podemos amar libremente, pero sin caer en los celos, la posesividad, las exigencias, los reproches, obsesiones e inclusive violencia y faltas de respeto. No es necesario estar solos, sino que podemos emparejarnos y disfrutar de los placeres que nos proporciona la mutua compañía.

¿Cómo lograrlo? El primer paso es darnos cuenta que el peor enemigo de las relaciones sanas es la codependencia e identificar en nosotros mismos los síntomas de ella para trabajar en erradicarlos. Esto se puede hacer a través de lecturas de artículos o libros de superación personal, así como asistiendo a cursos donde te enseñen a identificar cuáles son los riesgos de involucrarte con una pareja que no te conviene. Pero ten presente que lo más urgente es cambiar tu mentalidad de lo que significa una verdadera relación de pareja. 


 
Tal vez digas: “Bueno, está bien, ¿pero qué pasa si a mi pareja no le interesa?, ¿cómo puedo yo sola sacar adelante la relación?”.

Tu preocupación es lógica y válida. Obvio que lo ideal sería que ambos trabajaran en eliminar el apego afectivo que tanto los ha desgastado. Sin embargo, te aseguro que con uno sólo que se cure, cambia totalmente la dinámica de la relación, ya sea que el otro se ponga las pilas y empiece a hacer algo al respecto, o que a ti ya no te interese estar en una situación así. Ten en cuenta que la codependencia es como el tabaco, el alcohol o la droga, puedes estar consciente de que te hace daño y aun así no puedes dejarla. Por eso es que no basta con tener fuerza de voluntad o un poquito de dignidad, sino más bien se requiere de accesar a buena información y, si es posible, recurrir a la ayuda psicológica profesional que te oriente en el proceso.

CON esta forma de no amar... 
Codependencia.., el corazón siempre saldrá herido..
Siendo codependiente.., matamos al amor..
.¡Seguro!

Lo mejor para poder amar es sentirse libreeeee....

Paz, Amor y Armonía... Bendiciones.

jueves, 29 de septiembre de 2011

¿Cómo se elige el nombre de los huracanes?

Cada año se prepara una lista con los nombres que recibirán los huracanes que se vayan sucediendo a lo largo de la temporada. Estas listas, que se repiten cada 6 años, incluyen un nombre por cada letra del alfabeto y alternan nombres masculinos con femeninos. El uso de este procedimiento se debe a la precisión y facilidad que supone para la comunicación escrita y hablada el usar nombres de personas en lugar de otras denominaciones que se utilizaban antes.


Y es que durante muchos siglos, el bautismo de los huracanes quedaba determinado por el santo del día en que manifestaban su poder de destrucción en una zona concreta. Así, en 1825, el huracán de Santa Ana sería recordado por azotar Puerto Rico el 26 de julio.

A finales del siglo XIX, el meteorólogo australiano Clement L. Wragge fue el primero en referirse a huracanes utilizando nombres propios de mujeres. Para ello se servía de nombres bíblicos. Ya en 1953, en los Estados Unidos se decidió identificar a las tormentas con nombres de mujer. 

Con ello se abandonaba la tradición de nombrarlas mediante el alfabeto fonético. Más tarde, en 1978, comenzaron a incluirse también nombres de hombres a las tormentas del Pacífico Norte Oriental. La unificación vendría cuando un año más tarde, la Organización Meteorológica Mundial y el Servicio Meteorológico de Estados Unidos, decidieron alternar nombres de hombres y mujeres para el nombramiento de tormentas. Cada zona del planeta que sufre huracanes, ciclones o tormentas tropicales tiene su propia lista de nombres.

En algunas ocasiones, cuando un huracán resulta especialmente destructivo, su nombre es retirado y sustituido en la lista por uno que empieza por la misma letra. Cualquier país que se vea gravemente afectado por un huracán tiene la posibilidad de solicitar la retirada de su nombre. De esa forma, ese nombre no podrá ser utilizado durante al menos los 10 años siguientes para evitar confusiones.

Frases.., palabras unidas.


No todos los que tienen ojos pueden ver..,
no todos los que tienen oidos pueden oír..,
no todos pueden comprender.

Una nueva perspectiva de la Galaxia de Andrómeda

Gracias a la Cámara Avanzada para Sondeos del Hubble, actualmente estamos en condiciones de echar una ojeada más profunda que nunca a la Galaxia de Andrómeda. Cuatro nuevas imágenes nos están proporcionando una visión sin precedentes de resolución de estrellas, algo que sencillamente no se produce cuando observamos otras galaxias. Aunque podemos observar M31 a simple vista en un cielo relativamente oscuro, no hay forma de que podamos ver las regiones exteriores sin la ayuda de un telescopio. Ahora podemos hacerlo...


Aunque los astrónomos son muy conscientes de que existen grandes distancias entre las estrellas de las galaxias espirales, una cosa es saberlo y otra verlo. Muy por encima de nuestra atmósfera, el Hubble tiene una visión limpia de uno de los vecinos galácticos más cercanos y no está buscando una ventana, sino fotografiando nuestro patio trasero. No solo se ponen de manifiesto las estrellas individuales, sino que también se pueden apreciar las galaxias más distantes más allá del denso disco de Andrómeda. 


Campo de estrellas
Esta imagen tomada por el Telescopio Espacial Hubble de la NASA/ESA muestra una pequeña parte del disco de la Galaxia de Andrómeda, la galaxia espiral más cercana a la Vía Láctea. 
 
La ubicación del Hubble por encima del efecto distorsionador de la atmósfera junto con la proximidad relativa de la galaxia, nos permite que ésta pueda ser resuelta en estrellas individuales en vez de mechones blancos de nubes, que es lo que generalmente se aprecia en las observaciones de galaxias.


Pero no solo se pueden ver otras galaxias, intente observar a través del halo de la M 31... 

Campo de estrellas
Esta imagen tomada por el Telescopio Espacial Hubble de la NASA/ESA, nos muestra una pequeña parte del halo de la Galaxia de Andrómeda.

“Las dos imágenes tomadas en el halo de M31 muestran una menor densidad de estrellas. El halo es una esfera enorme y dispersa de estrellas que rodea una galaxia. Aunque hay relativamente pocas estrellas en el halo de una galaxia, los estudios acerca de la velocidad de rotación de las galaxias sugieren que existe una gran cantidad de materia oscura no visible”, manifiesta el equipo. 

Campo de estrellas
Esta otra imagen del Telescopio Espacial Hubble de la NASA/ESA muestra una pequeña porción del halo de la Galaxia de Andrómeda.


Pero no olvidemos la corriente estelar. Ahí las estrellas están mas densamente empaquetadas produciendo la extinción de la luz, aunque el Hubble es capaz de resolverlas, Eche un vistazo a esa multitud de estrellas que podrían ser los restos de una galaxia absorbida en el pasado por la M31... 

Campo de estrellas
Esta nueva imagen del Telescopio Espacial Hubble de la NASA/ESA constituye una pequeña parte de la gigantesca corriente estelar de la Galaxia de Andrómeda. La corriente estelar es una estructura alargada que se cree que pueden ser los restos de una galaxia compañera desgarrada por la gravedad de la Galaxia de Andrómeda y engullida en ella.


El equipo del Hubble afirma que: “Estas observaciones fueron realizadas con el fin de observar la gran variedad de estrellas en Andrómeda, que van desde estrellas tenues de la Secuencia Principal (*), como nuestro Sol, hasta las mucho más brillantes RR Lirae, que son un tipo de estrellas variables en la constelación de la Lira. Con estas mediciones, los astrónomos pueden determinar la composición química y las edades de las estrellas que integran la Galaxia de Andrómeda”.

Podemos maravillarnos echando un vistazo a las galaxias que podrían permanecer eternamente ocultas si no fuera por los extraordinarios ojos del Hubble.

Paz, amor y armonía...

Cerrar los ojos y mirar hacia adentro.., estar en silencio y ser consciente de si mismo en estado meditativo tiene como objetivo el crecer como ser humano para poder vivir mejor hacia afuera, en paz, amor y armonía con todo y con todos, no para fomentar el individualismo y el egocentrismo, sino para poder SER.

miércoles, 28 de septiembre de 2011

El cometa Elenin 

Hoy, el famoso cometa, la Tierra y el Sol están por fin alineados y, lejos de producirse una oleada de destrucción masiva, la mayor perjudicada es la roca espacial

Día 27/09/2011 - 17.51h
El cometa Elenin y el día del fin del mundo
Michael Mattiazzo
El cometa Elenin, en las dos imágenes, se está desintegrando y ha perdido su brillo
 
El cometa sólo tiene 3,5 km. de diámetro y es demasiado insignificante como para alterar la órbita de un planeta o para remover las placas tectónicas de la Tierra y causar terremotos. Además, durante su máxima aproximación el Elenin estará a más de 35 millones de km. de distancia, 92 veces la que nos separa de la Luna y casi la misma que hay entre la Tierra y Venus.
 
El cometa Elenin no destruirá la Tierra
NASA... El cometa Elenin

Por no mencionar quel Elenin alcanzó el pasado 10 de septiembre su punto de mayor acercamiento al Sol (perihelio) y los científicos han constatado en los últimos días una rápida disminución de su brillo, lo que parece indicar que, consumido por la radiación solar, el cometa se está desintegrando. Por lo que éste será, casi con total seguridad, su último viaje alrededor del astro rey. Las imágenes junto a estas líneas muestran cómo se veía el cometa el pasado 29 de agosto y cómo, tras su perihelio, no se apreciaba rastro de él el 14 de septiembre.

Don Yeomans, uno de los pesos pesados de la agencia espacial norteamericana, fue el encargado de rebatir los argumentos de los apocalípticos y los desmontó uno por uno. "En comparación -llegó a decir el experto - mi coche ejerce una mayor influencia sobre las mareas del océano que el cometa Elenin". Pero nada de eso sirvió.

En un último intento por recuperar la cordura, la NASA colgó en Youtube un vídeo en el que David Morrison, otro de sus mejores investigadores, enviaba hace apenas un par de días un mensaje tranquilizador y explicaba, una vez más, que no existe razón para tanta alarma y que no hay forma alguna de que el Elenin tenga ni uno solo de esos efectos devastadores.

Más pequeño que Halley

En resumen, esto es lo que se sabe realmente del Elenin: Se trata de un cometa pequeño (mucho más pequeño que el famoso Halley, por ejemplo), y su núcleo tiene entre 3 y 4 km. de diámetro. Procede de la nube de Oort, una remota región en el extremo del Sistema Solar llena de resíduos de la época de su formación. Se trata de un cometa de periodo largo, es decir, con una órbita muy elíptica que le lleva a aproximarse al Sol una vez cada casi diez mil años.
 
El cometa se acercará hasta 35 millones de km. de la Tierra el próximo día 16 de octubre y será visible en el cielo durante unos días antes de esa fecha, como un pequeño punto brillante. Después, el Elenin, o lo que quede de él tras su cita con el Sol, se alejará para siempre hacia la región que le vio nacer.

Por supuesto, según explica Yeomans, “el cometa no encontrará cuerpos oscuros que podrían perturbar su órbita, ni nos va a influir de alguna manera aquí en la Tierra", y no existe forma alguna de que su paso pueda tener algún efecto medible en nuestro planeta.

En cuanto a las alineaciones con la Tierra y el Sol y su coincidencia con las fechas de los terremotos de Chile y Japón, tampoco son ciertas. Y es que los "científicos" que han estado jugando con el simulador de órbitas del JPL (arriba) no han tenido en cuenta el hecho de que en la pantalla de sus ordenadores todas las órbitas se ven en un mismo plano, mientras que en la realidad el Sistema Solar es un espacio tridimensional. Es decir, que bastaría con mirar esas alineaciones desde un punto de vista lateral para darse cuenta de que nunca han existido.


Y aunque efectivamente se hubieran producido, ninguna de ellas habría tenido modo de provocar una catástrofe. Sería como decir que un grano de arena ejerce la fuerza gravitatoria suficiente para alterar la trayectoria de un balón de baloncesto en pleno vuelo y a varios km. de distancia. O de causarle, desde allí, cualquier clase de desperfecto.